HONORABLE LEGISLATURA DEL CHUBUT
Mitre 550 Rawson - Pcia. del Chubut

III-40

 

L  E  Y    III   Nº  40  .

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL CHUBUT

SANCIONA CON FUERZA DE

L            E            Y

CAPÍTULO I

ORGANIZACIÓN DE LOS PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- Ubicación. Créanse en la Provincia del Chubut los Puntos de Encuentro Familiar, que funcionarán en las ciudades de Comodoro Rivadavia, Esquel, Puerto Madryn, Rawson y Trelew, y en cualquier otra localidad que determine la reglamentación del Poder Ejecutivo.

Artículo 2º.- Objetivo. El Punto de Encuentro Familiar es un organismo técnico especializado en concretar el régimen de comunicación en situaciones de ruptura familiar, facilitando el ejercicio del derecho de los niños y adolescentes a mantener la relación personal con ambos progenitores,  otros familiares y referentes afectivos. Trasciende en una intervención de carácter temporal, llevada a cabo por profesionales en un espacio idóneo y neutral, que tiene como objetivo principal la normalización de las relaciones familiares, garantizando durante su desarrollo la seguridad de los usuarios del programa.

Artículo 3º.- Fines del Punto de Encuentro Familiar. A los efectos de la presente Ley, los fines del Punto de Encuentro Familiar son los siguientes:
a) Favorecer el cumplimiento del régimen de comunicación como derecho de los niños y adolescentes a mantener el contacto con ambos progenitores, otros familiares y referentes afectivos, estableciendo los vínculos necesarios para su buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional.
b) Garantizar la seguridad y el bienestar físico y psicológico de las personas menores de edad, de las víctimas de violencia doméstica y de cualquier otro familiar vulnerable, durante el transcurso del régimen de comunicación.
c) Constatar el cumplimiento efectivo del régimen de comunicación en sus horarios de salida y regreso.
d) Propiciar a las personas usuarias la posibilidad de arribar a acuerdos orientados a resolver el conflicto en que están inmersos, de modo que el servicio llegue a resultar innecesario para la familia.
e) Proporcionar la orientación profesional para desarrollar las habilidades parentales necesarias que mejoren las relaciones familiares y permitan que el vínculo con los hijos goce de autonomía.
f) Disponer de información objetiva sobre las aptitudes parentales que permitan proponer las medidas que se consideren adecuadas.
g) Brindar asistencia al Juez de Familia cuando sea necesaria la intervención del Punto de Encuentro Familiar para la adecuada realización de alguna actividad relacionada con el ejercicio de la custodia o el cumplimiento del régimen de comunicación.

Artículo 4º.- Principios de actuación. Las intervenciones del Punto de Encuentro Familiar se regirán por los siguientes principios:
a) Confidencialidad. Se respetará la necesaria confidencialidad de los datos e informaciones a las que se pueda tener acceso, sin perjuicio de los informes que se remitan al Juez de Familia, y de aquellos casos en los que se presuma la comisión de un delito o la existencia de situaciones que supongan una amenaza o una vulneración al derecho a la integridad personal de cualquier integrante del grupo familiar.
b) Imparcialidad. Se respetarán y se tendrán en consideración a todos los miembros de la familia, especialmente a los niños y adolescentes, evitando posicionamientos a favor de cualquier integrante en detrimento de otros.
c) Interés superior del niño o adolescente. Ante cualquier situación en la que se presenten intereses encontrados, siempre prevalecerá el del niño o adolescente.
d) Neutralidad. El Equipo Técnico no se dejará influir en sus intervenciones por sus propios valores o circunstancias personales, debiendo ajustar su actuación a los fines establecidos en el artículo 3°.
e) Subsidiariedad. Las derivaciones al Punto de Encuentro Familiar se efectuarán cuando sea el único medio posible para facilitar las relaciones entre el niño o adolescente y su familia, y tras haber agotado otras vías de solución.
f) Temporalidad. La intervención será transitoria y su objetivo último será la normalización de las relaciones familiares y la autonomía con respecto al servicio, evitando que adquiera carácter permanente.
g) Voluntariedad. La intervención sólo se llevará a cabo con el consentimiento de las personas usuarias, excepto cuando se trate del estricto cumplimiento de una resolución judicial.
CAPÍTULO II
INTERVENCIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LOS PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR

Artículo 5º.- Acceso al programa por resolución judicial. El acceso al Punto de Encuentro Familiar se producirá por derivación del Juez de Familia en cualquiera de las siguientes situaciones:
a) Dificultad en el cumplimiento del régimen de comunicación fijado por convenio o resolución judicial.
b) Interrupción del contacto del hijo con uno o ambos de los progenitores y necesidad de orientación profesional en la revinculación paterno o materno filial.
c) Exigencia de un lugar para llevar a cabo el régimen de comunicación por inadecuación de la vivienda o residencia en otra localidad de la persona usuaria.
d) Existencia de familiares cuyas condiciones personales o de salud hagan necesaria la supervisión profesional de los encuentros.
e) Amenaza al derecho a la integridad personal del niño o adolescente, o de alguno de sus progenitores, familiares o referentes afectivos.
f) Necesidad de mantener en el anonimato la identidad de la familia guardadora del niño o adolescente, cuando se fije un régimen de comunicación con un integrante de su familia de origen.
g) Necesidad de mantener en el anonimato el domicilio del progenitor custodio del niño o adolescente.

Artículo 6º.- Contenido del oficio. El oficio que ordene la derivación contendrá los datos que permitan la identificación y localización de las personas usuarias, la modalidad de intervención, la duración y periodicidad del régimen de comunicación, y las personas autorizadas para participar en el mismo. Deberá adjuntarse copia de todas las pericias e informes psicológicos y sociales obrantes en el expediente judicial.

Artículo 7º.- Acceso al programa a pedido de parte. En los casos previstos en los incisos a), b) y c) del artículo 5°, y siempre que el derecho de comunicación no esté suspendido o restringido por resolución judicial, ni se haya dictado una medida excepcional de protección de derechos, el recurso podrá prestarse a pedido del Asesor de Familia, del Servicio de Protección de Derechos del Niño, el Adolescente y la Familia; de las Oficinas de Derechos y Garantías de la Niñez, la Adolescencia y la Familia de la Provincia y los Municipios; o de cualquier persona titular de un derecho de comunicación, incluyendo el propio niño o adolescente en función de su edad, grado de madurez y capacidad de discernimiento. Se presume que todo niño o adolescente que peticiona el acceso al programa está en condiciones de formarse un juicio propio. Será condición indispensable para acceder al programa que el niño o adolescente resida en la localidad asiento del Punto de Encuentro Familiar.
El Coordinador del Punto de Encuentro Familiar denegará la petición cuando:
a) No encuadre en ninguno de los supuestos que autorizan el acceso al programa.
b)            No haya disponibilidad de horarios o recursos, en cuyo caso se la anotará en la lista de espera.
c) Exista otro medio adecuado para cumplir con la comunicación fuera del ámbito del Punto de Encuentro Familiar.
d) El caso no sea susceptible de ser intervenido según el dictamen fundado del Equipo Técnico.

Artículo 8º.- Integración. Cada Punto de Encuentro Familiar contará con un Equipo Técnico, integrado como mínimo por un abogado con formación acreditada en mediación, un psicólogo y un trabajador social. El Coordinador del Punto de Encuentro Familiar será designado entre los miembros del Equipo Técnico. Tendrá a su cargo la responsabilidad de la correcta marcha del organismo y la dirección de las intervenciones del Equipo Técnico.

Artículo 9º.- Instalaciones. La reglamentación establecerá los requisitos específicos y condiciones mínimas de las instalaciones y equipamiento necesario para el adecuado funcionamiento del programa.

Artículo 10º.- Atención. Los Puntos de Encuentro Familiar atenderán durante todo el año, debiendo prestar el servicio en un horario que compatibilice el régimen de comunicación con el calendario y horario escolar y la vida laboral, incluyendo necesariamente los viernes, sábado y domingo, y un día entre semana, en horario de mañana y de tarde.

Artículo 11º.- Extensión del régimen de comunicación. La duración y periodicidad del régimen de comunicación se determinara por el Equipo Técnico teniendo en cuenta la edad evolutiva del niño o adolescente, los objetivos a trabajar en el transcurso del mismo y la disponibilidad del Punto de Encuentro Familiar, excepto disposición en contrario del Juez de Familia.

Artículo 12º.- Intervención en la ejecución del régimen de comunicación. Los principales tipos de intervenciones que se realizan en el Punto de Encuentro Familiar, respecto de la ejecución del régimen de comunicación, son:
a) Acompañamiento. Un profesional del Equipo Técnico acompaña al niño o adolescente al establecimiento hospitalario o penitenciario en que se encuentre su progenitor, familiar o referente afectivo.
b) Intermediación. Un profesional del Equipo Técnico apoya y supervisa la entrega y restitución del niño o adolescente, cuando el régimen de comunicación no se desarrolle en el espacio del Punto de Encuentro Familiar.
c) Régimen supervisado. El régimen de comunicación se cumple en las instalaciones del Punto de Encuentro Familiar bajo la supervisión y presencia continuada del Equipo Técnico. También puede desarrollarse fuera del ámbito del Punto de Encuentro Familiar, como una fase intermedia de adaptación previa a la adopción de un régimen de comunicación sin supervisión del Equipo Técnico.
d) Régimen sin supervisión. El régimen de comunicación tiene lugar en el espacio del Punto de Encuentro Familiar sin requerir la supervisión y presencia continuada del Equipo Técnico.

Artículo 13º.- Intervención psico-social. Además del cumplimiento del régimen de comunicación, el Equipo Técnico del Punto de Encuentro Familiar podrá desarrollar las intervenciones de carácter psicosocial que considere necesarias con el fin de eliminar los obstáculos y actitudes negativas hacia el logro de los objetivos previstos. También aplicará técnicas de mediación y de resolución de conflictos para la consecución de acuerdos que permitan la adecuación del régimen de comunicación a la realidad familiar y el favorecimiento del ejercicio de la coparentalidad. En el caso de que se encontrare vigente una medida cautelar decretada en un procedimiento de protección contra la violencia familiar, la intervención será individual y no se realizarán entrevistas conjuntas ni se aplicarán técnicas de mediación.

Artículo 14º.- Evaluación preliminar y estrategia de abordaje. Dentro del plazo de siete (7) días de requerida su actuación, el Equipo Técnico realizará las entrevistas que considere necesarias y elaborará la estrategia de abordaje más adecuada, individualizando los objetivos particulares, las tareas, los recursos y la coordinación con otros profesionales u organismos.  Cuando el acceso al programa se produce por derivación del Juez de Familia, la estrategia de abordaje deberá respetar el marco fijado por la resolución judicial.

Artículo 15º.- Normas de funcionamiento.  En la ejecución del régimen de comunicación se observarán las siguientes normas:
a) Las personas usuarias deberán cumplir puntualmente las fechas y los horarios establecidos para el régimen de comunicación o para la entrega y restitución de los niños.
b) El tiempo de espera para dejar sin efecto el régimen de comunicación será de veinte (20) minutos. Transcurrido este plazo sin que acuda uno de los progenitores o persona autorizada, y no habiéndose avisado con anterioridad de su posible retraso, se suspenderá la visita y se considerará incumplida.
c) Las personas usuarias deberán poner en conocimiento del Equipo Técnico, a la mayor brevedad posible y con la correspondiente justificación, cualquier alteración o incidencia que modifique la cita prevista.
d) El Equipo Técnico deberá garantizar la no coincidencia de los progenitores, otros familiares y referentes afectivos en el Punto de Encuentro Familiar en aquellas situaciones de violencia familiar que motivaron el dictado una medida cautelar.
e) El niño o adolescente será entregado a la persona usuaria a la que le corresponda la visita. Si según valoración del Equipo Técnico, las condiciones físicas o psíquicas de aquélla no son las apropiadas, el encuentro no será permitido.
f) Sólo podrán acompañar o sustituir al progenitor que realice la visita o el intercambio en el Punto de Encuentro Familiar otras personas, familiares o allegadas, si se contempla en la resolución judicial o si existe consentimiento escrito de ambas partes.
g) El Equipo Técnico velará por la seguridad tanto de las instalaciones como de las personas usuarias del Punto de Encuentro Familiar, debiendo dar cuenta inmediatamente al Juez de Familia de cualquier alteración significativa que pueda afectar al desarrollo del régimen de comunicación.

Artículo 16º.- Derechos de las personas usuarias. Las personas usuarias de los Puntos de Encuentro Familiar tendrán derecho a:
a) Acceder al servicio sin discriminación por razón de sexo, nacionalidad, religión, ideología o cualquier otra condición personal o social.
b) Cesar en la utilización del servicio por voluntad propia, excepto que cuando media derivación del Juez de Familia.
c) La atención respetuosa del personal del servicio.
d) La información de las normas de funcionamiento del Punto de Encuentro Familiar, así como de las posibles consecuencias de su incumplimiento.
e) Presentar reclamaciones o sugerencias en relación con el servicio prestado por el Punto de Encuentro Familiar.
f) La protección de la intimidad personal.
g) Obtener constancia de su comparecencia.

Artículo 17º.- Deberes de las personas usuarias. Las personas usuarias de los Puntos de Encuentro Familiar tienen los siguientes deberes:
a) Respetar las normas de funcionamiento establecidas por el art. 15°.
b) Observar una conducta basada en el mutuo respeto, encaminada a facilitar una mejor convivencia.
c) Aportar los elementos materiales necesarios para el desarrollo del régimen de comunicación.
d) Facilitar el ejercicio de la labor del Equipo Técnico y poner a su disposición todo lo necesario para el cumplimiento del régimen de comunicación, sin presentar ningún comportamiento inadecuado.
e) No consumir sustancias que puedan alterar sus facultades antes o durante el desarrollo del régimen de comunicación, ni introducir objetos que supongan riesgo para la integridad de otras personas usuarias o para el propio personal.
f) Responsabilizarse de la atención y cuidado de los niños y adolescentes en el transcurso del régimen de comunicación, con el apoyo y la colaboración del Equipo Técnico.

Artículo 18º.- Documentación e informes. El Equipo Técnico documentará las actuaciones realizadas y los datos obtenidos, incluyendo la evaluación preliminar, evolución y progreso de las intervenciones, asistencia y puntualidad de las personas usuarias, actitud de los progenitores e hijos, grado de colaboración del progenitor que ejerce la custodia, opinión del niño o adolescente, y las conclusiones. Cuando el Juez de Familia haya derivado el caso, el Equipo Técnico deberá informarle mensualmente sobre los aspectos mencionados en el párrafo anterior.
Artículo 19º.- Finalización de la intervención por decisión judicial. La finalización de la intervención del Punto de Encuentro Familiar, así como cualquier modificación del régimen de comunicación establecido judicialmente, será resuelto por el Juez de Familia que dispuso la derivación. El Equipo Técnico podrá proponer la finalización de la intervención en los siguientes supuestos:
a) Restablecimiento de las relaciones y ausencia de conflicto entre los progenitores que adquiriesen las habilidades suficientes para realizar los encuentros por sí mismos.
b) Petición de todas las partes, debidamente fundamentada.
c) Incumplimiento grave de las partes a los deberes establecidos en el artículo 17º de esta Ley.
d) Situación emocional del niño o adolescente que exige la interrupción de la intervención.
e) Incumplimiento del régimen de comunicación por parte de alguno de los progenitores, familiares o referentes afectivos.
f) Amenaza o vulneración del derecho a la integridad personal de las personas usuarias o del personal del Punto de Encuentro Familiar.

Artículo 20°.- Suspensión preventiva. En el caso previsto por el inciso f) del artículo 19°, el Equipo Técnico podrá suspender preventivamente la intervención, dando cuenta al Juez de Familia dentro del plazo de veinticuatro (24) horas para su ratificación o levantamiento.
Artículo 21°.- Finalización de la intervención por decisión del Equipo Técnico. Cuando el servicio se prestó a pedido de parte en los términos del artículo 7° de la presente Ley, el Equipo Técnico podrá disponer el cese de la intervención con fundamento en las causales establecidas en el artículo 19°.
CAPÍTULO III
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS
Artículo 22°.- Recursos. Autorizase al Poder Ejecutivo a realizar las adecuaciones y previsiones presupuestarias necesarias para el efectivo cumplimiento de la presente Ley.

Artículo 23°.- Reglamentación e implementación de los Puntos de Encuentro Familiar. El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley en un plazo de ciento veinte (120) días a partir de su promulgación, debiendo implementar los Puntos de Encuentro Familiar creados por el art. 1° en el plazo máximo de un (1) año.

Artículo 24°.- LEY GENERAL. Comuníquese al Poder Ejecutivo.       

         

                  DADA EN LA SALA DE SESIONES DE LA HONORABLE LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL CHUBUT, A LOS DIECISÉIS DÍAS DEL MES DE MAYO DE DOS MIL TRECE.

 

 

 

 

Lic. Edgardo Antonio Alberti

Secretario Legislativo

Honorable Legislatura de la Provincia del Chubut

Dr. César Gustavo Mac Karthy

Presidente

Honorable Legislatura de la Provincia del Chubut